Etiquetado: Ouishare

European Tourism Day, la economía colaborativa y el turismo

ETD

La Comisión Europea celebró el pasado 1 de diciembre una jornada con una audiencia de alrededor de 300 personas sobre el futuro del turismo en Europa, foro en el que se destacó el valor estratégico de esta industria en la economía del continente.

La Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendeduría y PYMES de la Comisión Europea organizó este foro presidido por su Director General, Pedro Ortún, donde la tecnología y los nuevos servicios digitales fueron uno de los temas clave a tratar. Precisamente uno de los cuatro paneles en los que se estructuró el programa se denominó “Digitalisation and Innovation in Tourism”.

CE2

En dicho panel con el apoyo de OuiShare tuve la ocasión de introducir el tema de la economía colaborativa y los beneficios que este movimiento genera en la ciudadanía e industria turística europea. Lo cual supone una estupenda noticia al mostrar que desde las instituciones europeas se quiere hacer una aproximación al análisis y encaje de las actividades turísticas colaborativas. Particularmente, los asistentes y ponentes debatieron si estas actividades basadas en modelos peer-to-peer como alojamientos, movilidad o experiencias gastronómicas, deberían equipararse para operar con el mismo nivel de exigencias normativas que las empresas turísticas tradicionales que han venido operando en sub-sectores similares. Para ello se incidió en la idea de “level playing field”, esto es el intentar equiparar las exigencias y condiciones para operar a todos los actores privados concurrentes en un mercado, lo que a grandes rasgos podría ser ejecutado por las autoridades bajo dos posibles planteamientos; desregular algunos elementos del marco normativo aplicable para favorecer la entrada de nuevos servicios y la competitividad de toda la industria, o bien, establecer regulaciones más rígidas a los nuevos servicios digitales para acercarlos a aquellas que se aplican a los servicios preexistentes, sin contar que entre las empresas y personas que operan estos servicios concurrentes existen evidentes diferencias de estructura y capacidad operativa. El primer planteamiento podría parecer el más apropiado teniedo en cuenta que por ejemplo los servicios P2P que actualmente están en continuo crecimiento muestran que, en ocasiones, no es necesario recurrir a ingente legislación para que operen con seguridad y garantías, y en el segundo caso, podríamos encontrar un potencial riesgo para el desarrollo de estos nuevos servicios, ya que directamente los puede desincentivar y hacer anti-económicos.

Asimismo se presentó el informe de resultados de la consulta impulsada por la Comisión denominado “European Tourism of the Future” en el que fueron consultados múltiples actores públicos y privados relacionados con el turismo.

Esta fue la presentación que utilicé para explicar lo que representan las actividades turísticas de la economía colaborativa considerando aspectos económicos y sociales. Asimismo expuse algunas reflexiones sobre aquellas políticas y regulaciones que deban diseñarse para abordar este ámbito.

Anuncios

Reportaje en 8TV sobre la economía colaborativa y su regulación: “Economía a l’antiga”

El pasado 22 de junio el programa Equip de Reporters de 8TV analizaba el modelo económico e implantación de diversas actividades de la economía colaborativa así como los retos normativos que conlleva frente a la regulación existente. En el reportaje participan Albert Cañigueral, responsable de ConsumoColaborativo.com y conector de OuiShare en español, Jeroen Merchiers, Director General de Airbnb España/Portugal, Laura Martínez, cofundadora de Knok, Andrea Ruani de Eatwith, diversos usuarios de plataformas colaborativas y yo mismo.

Particularmente en mi intervención hablo de la importancia de avanzar en legislaciones que den cabida a estas actividades en contra de la opinión de que se restrinjan, todo ello considerando experiencias pasadas en la regulación de nuevos negocios digitales y teniendo en cuenta la tipología de servicios que los particulares realizan, dada su diferenciación de una actividad y estructura empresarial regular. Asimismo, Albert Cañigueral incide en un aspecto clave como es el papel de la autorregulación en estas plataformas, al ser un complemento de gran eficiencia gracias al sistema de reputación y de confianza que estas incorporan, en el que los usuarios opinan y verifican la calidad del servicio.

 

Actores Públicos ante la Economía Colaborativa

EESC

 

Semana de mucha actividad en Madrid y Barcelona en torno a la economía colaborativa. Eventos varios entre los que destaca la presentación institucional del Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre el consumo colaborativo publicado en enero de este 2014. Presentación que se hará el día 9 de mayo en Madrid y el día 10 de mayo en Barcelona con la participación, junto con el ponente del Dictamen, Bernardo Hernández Bataller, de entidades como OuiShare y el Consejo de Consumidores y Usuarios, y de empresas como Airbnb, Etece o Blablacar.

El Comité Económico y Social Europeo (conocido por sus siglas en inglés como EESC) es un órgano consultivo de la Unión Europea que asesora y emite dictámenes sobre temas sociales, económicos y las iniciativas legislativas que los abordan. El EESC es consultado regularmente por instituciones de la UE, entre estas el Consejo y la Comisión, en su toma de decisones.

El referido Dictamen no es unicamente uno de los pocos documentos emitidos hasta la fecha por organismos públicos de la UE y de los propios estados miembros sobre esta materia, sino que además la acoge como solución al hacer hincapie en el valor de esta por integrar elementos sociales, ambientales y económicos, por lo que requiere a la Comisión Europea a fin de que aborde este asunto. En esa misma línea, es interesante como el Dictamen sitúa a la economía colaborativa como una piedra angular para Europa en consonancia con la Estrategia Europa 2020 de la propia UE, al ser una solución que, desde el ámbito digital, puede ayudar a mejorar el mercado interior europeo afectado por un modelo económico poco sostenible y mal equilibrado. El EESC ve en esta economía una oportunidad para el diseño de un modelo económico y productivo más eficiente y con mayor capacidad de generar empleo y cohesión social. Ahí es nada.

Del Dictamen se pueden extraer varias recomendaciones a la Comisión Europea que buscan proteger la figura del consumidor como paso previo para lograr un mayor desarrollo de esta economía, cabe destacar la adopción de medidas como:

– Necesidad de que la Comisión Europea realice estudios que identifiquen los retos, barreras de entrada y oportunidades de esta economía.

– Necesidad de regular las actividades colaborativas para así establecer los derechos y responsabilidades de los agentes implicados, ayudando a minimizar los riesgos inherentes a esta. Procediendo asimismo a una armonización del Derecho a nivel de la UE y de los países miembros que ayude a consolidar y simplificar el entorno colaborativo.

– Necesidad de generar campañas institucionales de concienciación sobre el tema y bases de datos sobre las experiencias de los peers. Acción, esta última, que ya están desarrollando comunidades como OuiShare o Peers.org

 

En España, hasta el momento no se conoce un acercamiento para el estudio y evaluación de este movimiento por parte de los poderes públicos como el realizado por el EESC, quizá lo más destacable, aunque con un rol político de oposición, han sido las manifestaciones del Partido Socialista de Canarias instando al Gobierno de esa Comunidad a fin de que no se limite la actividad de crowdfunding por el impacto económico que ello generaría. Exceptuando esta actuación aislada, nada más. Sin embargo, con el escenario económico y social negativo que venimos padeciendo, España resulta un país con muchas oportunidades como para que sus Administraciones Públicas no tomen la iniciativa en abordar y definir este entorno. Junto con los gobiernos municipales y entidades al frente de áreas metropolitanas, verdaderos ecosistemas naturales para la definición de políticas públicas que ayuden al desarrollo de la economía colaborativa, en España existen diversos y variados organismos públicos que deberían aprovechar la oportunidad de este ámbito, como por ejemplo, el Ministerio de Economía y Competitividad, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), vistas sus áreas de actuación a nivel local, Red.Es, considerando sus competencias para el fomento de la economía digital y sociedad de la información, o los organismos competentes en materia de consumo.